viernes, 3 de febrero de 2017

Adíós, Te amo.

Te fuiste sin decir adiós, es más ni tú mismo sabías que te irías fue Dios quien decidió.
Pero tu ausencia quedó enmarcada en lo que nunca supimos que eramos si amigos que amaban o amantes que eran amigos. Pero al menos, estoy feliz de saberte lejos, no te olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario